ENRIQUE DUNAYEVICH

Historia Judía no tradicional

LA OPOSICIÓN Y EL MODELO

Despropósitos e incongruencias

4 Chaves y CristinaEn esta interminable campaña electoral mucho se ha dicho y poco se ha afirmado. De lo que podemos estar seguros, es de la capacidad de los políticos para escapar a las preguntas, de la incapacidad de los entrevistadores de repreguntar y del desconcierto de los televidentes.

Hay verdades que son concluyentes y actitudes permanentes. “Si les decía lo que iba a hacer, no me votaban” habría dicho el otrora innombrable “Fulmine”. Aunque ese tipo de situaciones puedan a veces ser ciertas, no siempre lo son: el atraso cambiario. No hace falta ser economista ni lector del Economic Journal para enterarse que el último año casi todos los países del mundo han devaluado su moneda en relación al dólar, que el precio internacional de los commodities (soja, trigo, carne, petróleo) se redujo a aproximadamente a la mitad, que en el país la diferencia entre el dólar oficial y el NEGRO (el “blue”) es de casi el 50%, que la economía está estancada. En este contexto la DEVALUCIÓN (el “reajuste”), es inevitable. El impacto en la economía dependerá de las medidas que se tomen y según cómo se haga, incidirá en la vida de la población. Desde ya, debería ser acompañada por una reforma fiscal que anule la liberación del impuesto a la renta financiera, por un fuerte reajuste de las retenciones en los casinos y salas de juego, ni que hablar del fin de las coimas aduaneras, del reparto de los puestos públicos, de los sobreprecios de las obras públicas, de la modificación de la escala de retenciones, NADIE LO DICE, o casi nadie; Macri balbucea que va a poner fin al “cepo cambiario”, un eufemismo, que aparentemente significaría un final abrupto. De acuerdo al sector social al que pertenece, a sus relaciones, las medidas que lo acompañarían, no serían las de una reforma del tipo de la que señalamos. No es que la izquierda y la derecha ya no existan, los que existen son los sectores sociales sobre los que se apoya. ¿O acaso les formuló alguna vez alguna crítica, como Liborio Justo (Quebracho), hijo del presidente General Agustín P. Justo, el padre del fraude patriótico, que se plegó a la izquierda marxista-leninista? Sus antecedentes (los de Macri), con el fabuloso presupuesto de la Ciudad de Buenos Aires volcado al tránsito urbano y a la evacuación pluvio-fluvial, con las discutidas bici-sendas, los cruces estrangulados en Palermo Hollywood y la tortuosa metro-vía de Cabildo (vías de dos trochas) que con seguridad será intransitable en horas pico; un presupuesto, donde las inversiones en educación y salud son mínimas. Acaso su inoportuno discurso después del fracaso electoral de Julio, lo hace más creíble?

Podemos acaso creer que Scioli nos da una idea de un futuro mejor? ¿Acaso renegó de su pasado menemista que, cuando tuvo la oportunidad ratificó sin desvergüenza? tiene agallas para enfrentar a su vice y a la camarilla camporista que aceptó en la lista de legisladores? De lo que se trata de ahora en más es terminar con el estancamiento económico (crecimiento no es desarrollo), terminar con el despilfarro monetario, con el déficit fiscal, con el clientelismo estatal seudo cooperativista, con la corrupción, con el manejo de la justicia, con el autoritarismo y la impunidad. Qué hacer y cómo hacerlo? Podría ser colocado en las Encuestas de Opinión en la categoría “NO SABEN, NO CONTESTAN (no dicen),”

Con relación a lo que puede quedar del nestorcristinismo, que difícilmente se pueda pensar que “ya fue”, ¿quién puede pensar en la autenticidad de su defensa de los derechos humanos, cuando no hubo el menor gesto, ninguna actividad, algún habeas corpus presentado durante el proceso; cuando su acercamiento a las “madres” que siguió por el camino de la corrupción, no fue sino prueba de su oportunismo?

En cuanto a la coherencia de la futura expresidenta, ¿qué se puede pensar después de sus últimas referencias a la “capacidad” de los alemanes en el terreno de la investigación (o del exterminio)? ¿Y su justificación de Hitler, ni aún como producto del inaceptable Pacto de Versalles? Modelos y Contramodelos sin modelar: un incierto cuadro de nuestro futuro inmediato

7 de Agosto de 2015

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: