ENRIQUE DUNAYEVICH

Historia Judía no tradicional

Cuchillas y facones

1 TABASEl pueblo se llamaba mejor dicho, se llama: Corralito. No tiene nada que ver con lo de Cavallo, la historia y el personaje son verídicos.

Corralito pertenece al Departamento de Tercero Arriba, Provincia de Córdoba. Lo pueden ubicar en cualquier mapa de la región de preferencia más bien grande (en escala y tamaño).

Moisés, DON MOISÉS, nuestro personaje, podría haber sido el padre o el abuelo de alguno de Ustedes.

Era de la generación de Gerchunoff, la de los “Gauchos Judíos”. Había nacido poco antes del siglo pasado. No era un gaucho judío, aunque si no lo era, la pasaba raspando, porque entre otras cosas, era un hombre “de acaballo”. Montaba bien y si el caballo era medio chúcaro podía dominarlo,.. pero no era un domador.

Había nacido en Colonia Clara, Departamento de Villaguay (en guaraní río del Tigre). Lo de Clara era por la esposa del Barón Hirsch, pero los hijos de Moisés, para hacerlo rabiar, a Colonia Clara la llamábamos “SANTA” Clara.

La familia Raskovsky, con el abuelo Mendel,el Zeide Mendel, la abuela Zoibel, sus hijos y hasta nietos (llegaron a ser unos cincuenta), habían llegado a la Argentina probablemente con el “Oddone” o con el “Bismark” hacia 1894. El matrimonio tenía ocho hijos, cuatro varones y cuatro mujeres. Los varones fueron los originarios legales y naturales de los numerosos “Raskas” que poblaron, la Capital, el Centro y las Provincias del Norte. De las mujeres, no vale la pena hablar, sabido es la poca importancia que tienen; aunque sí de Charne, Carlota, la mayor (casada con Toibe Dunayevich),  padres de nuestro Moisés ( nacido entre Entre Ríos)

Venían de Besarabia, cerca de la frontera con Ucrania (en la llamada “Zona de Residencia”, (que debería llamarse zona de “acantonamiento restringido”) donde desde 1791,  la Zarina Catalina la Grande del Imperio Ruso fijó el asentamiento de la mayoría de los judíos). Eran besaraber aunque podrían haber sido podolier, polisher, ukranier, o litvaks, con las muchas virtudes y los numerosos defectos que “generosamente” solían atribuirse y atribuir unos a otros.

Volvamos a Charne, murió muy joven. Fue enterrada en el cementerio de San Gregorio, (esta vez era y es “San” Gregorio), a aprox. 20 km de Colonia Clara.

Y ahí quedaron Toibe y sus hijos. Fueron unos once. Con Moisés, que tenía apenas 9 años chapoteando en el barro con sus hermanos y numerosos primos distribuidos a a ambos lados de la calle de tierra sobre la que se alineaban los ranchos de los “Raskas”. Eso sí, hay que reconocerlo, al cuidado de Sara, la mayor de las hermanas.

El asunto es que en la escuela, la schule que sería mucho si contaba con dos piezas, el maestro organizaba a sus párvulos por filas, según edad y sapiencia, de manera que cuando los sucesivos desplazamientos terminaban por colocar a los más avanzados en la fila de la pared; después, había que elegir, entre el campo y la ciudad.

El hecho es que las cuchillas entrerrianas terminaron por cortar las probables raíces mercantiles y los ancestrales genes rurales de los antepasados bíblicos que estos “Raskas” pudieron haber traído de la lejana (y no muy amada) Rusia. Afloró pues, en los hijos de Toybe y de Charne una talmúdica inclinación por el studio, la llave que les abriría las puertas de la ciudad.

En la ciudad de Córdoba el mayor puso en marcha un riguroso mecanismo de tracción. Empezó como mueblero arrastrando al siguiente que, mientras trabajaba de sucuentenik como vendedor de corbatas en las canchas de fútbol, seguía una carrera intermedia y ayudaba al que le seguía para que estudiara.

La elección de las carreras se hacía de acuerdo a un “riguroso” mecanismo de tests psico-sociales. Se empezaba por las más cortas y de posibilidades laborales más inmediatas, para luego pasar a la siguiente de mayor nivel: así, de la de agrimensor a la de ingeniero, de la de farmacéutico o dentista a la de médico, de la de procurador a la de abogado. En la elección  se trataba de cubrir con los hermanos el más amplio mercado profesional. Es así como, en esa cadena de alternancias, Moisés, con la medicina y la ingeniería tomadas por los mayores, con mucha facilidad para las matemáticas y los números, se recibió de abogado.

Fueron los gloriosos tiempos de la Reforma Universitaria del 17, donde Moisés, “el ruso”, junto con los hijos de los gringos y de los gallegos, pugnó con los reformistas, los socialistas, los maximalistas y los anarcos, contra los “cagatintas” cogotudos y clericales.

Después vino la época de oro, la de DON HIPÓLITO (Irigoyen), cuando Moisés en las internas partidarias, del lado de los alvearistas “antipersonalista” por supuesto, con su hermano Adolfo el ingeniero, que compró un diario, “El Debate”, se ilusionaron con la posibilidad de aplicar en los estrados parlamentarios los ideales reformistas.

Todo terminó con el “golpe del 30” y la “Era de la Espada”, con los Lugones: escritores y torturadores de la picana.

Durante la década infame Moisés, que formó familia con Dora, se volcó a la actividad profesional.

En el pueblo de Corralito, de la Provincia de Córdoba, Moisés,  fue DON Moisés, el “dotor”. Era la época de los juicios reivindicatorios y en el pueblo había que defender a los chacareros, los gringos, que tenían que hacer valer la posesión y pertenencia de los campos con los miserables “papeles” que les habían entregado como comprobantes de pago. Los trámites y pleitos seguían su curso. Don Moisés defendía a los paisanos. Le pagaban con “hijuelas” (parcelas de campo), además de gallinas y chorizos.

Defendía “su” gente y era consultado en las peleas o infidelidades matrimoniales; hacía “terapia de pareja”: de confidente, de componedor…y de árbitro.

En medio de esa calma cayóuna noticia como un meteorito: por el Sur venían alambrando “los Astrada”. Tenían “mercedes” (títulos) otorgados a mediados del 1 600, en tiempos de Gerónimo Luís de Cabrera, homónimo y nieto del fundador de Córdoba: “Cinco leguas sobre la margen norte del río Carcarañá (el Río Tercero), hacia el Norte, hasta dar con mejores títulos”. El pueblo de Corralito estaba conmocionado: “los sacaremos a los tiros”, bramaban los “corraliteros”.

Don Moisés afiló los cuchillos; era estudioso, trabajador, inteligente (sus alegatos se armaban con una lógica matemática); era además memorioso: se sabía de memoria los artículos del Código Civil, con sus números e incisos. Rastreó expedientes, biblioratos, archivos y jurisprudencias.

El juicio duró unos veinte años. Finalmente Don Moisés el “dotor” (ya nadie le decía “ruso”), ganó el pleito. Corralito era de Corralito y los Astrada “gou jome”.

Fue una fiesta popular, estuvo el abuelo Tobías.

Se repartieron empanadas, como cuando las elecciones,…además asado y chorizos. El asado, “a piernas abiertas (como las empanadas), sin plato, con el tenedor en una mano pinchando la carne y el facón o el cuchillo y el pan, en la otra. El vaso de vino venía después. También había bochas y sobretodo la taba, que Don Moisés, con la mayoría de las apuestas a su favor, también tiraba (tratando de corregir su trayectoria, torciendo los hombros y la cabeza)… aunque después cayera “culo”.

El campo es “oro en polvo” decía Don Moisés.

Hoy, en las parcelas que “fue emparejando” (así lo decía) a la entrada de la arboleda hay un cartel con su nombre:

“DON MOISÉS”

………………………………………………………………………………….

Estaba y está,… volvió a la tierra, esas eran SUS raíces, también las nuestras.

                                                                  Buenos Aires, 7 de julio de 2010

Anuncios

Un comentario el “Cuchillas y facones

  1. Alexis
    marzo 27, 2016

    Hola, ojalá algún día podamos saber la relación entre tu abuelo Tobías y mi bisabuelo nacido en Bucovina.

    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: